Inicio Astronomía Astrónomos chilenos descubrieron dos nuevos planetas gigantes

Astrónomos chilenos descubrieron dos nuevos planetas gigantes

170
planetas
Maritza Soto, astrónoma de la Universidad de Chile, lideró la investigación que llevó al descubrimiento de dos nuevos planetas gigantes ubicados a casi 1.500 años luz de la tierra.

Científicos chilenos descubrieron dos exoplanetas del tipo “Júpiter caliente” (enormes bolas de gas similares al coloso del Sistema Solar) orbitando dos estrellas gigantes a casi 1.500 años luz de la Tierra, en las constelaciones de Ofiuco y Acuario. La investigación, liderada por la astrónoma de la Universidad de Chile, Maritza Soto, entrega además evidencia para el estudio de la inflación de planetas, un fenómeno que aún no se logra comprender totalmente.

Maritza Soto, astrónoma de la Universidad de Chile, lideró la investigación que llevó al descubrimiento de dos nuevos planetas gigantes ubicados a casi 1.500 años luz de la tierra. Crédito: Explora.

La doctora en Astronomía de la Universidad de Chile y actual investigadora postdoctoral de la Universidad de Londres Queen Mary, Maritza Soto, lideró la investigación que llevó al descubrimiento de dos nuevos planetas gigantes ubicados a casi 1.500 años luz de la tierra. El hallazgo fue dado a conocer en el artículo “K2-237 b y K2-238 b: descubrimiento y caracterización de dos nuevos Júpiter calientes en tránsito de K2”, publicado en la última edición de la revista “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society”.

El primero de los exoplanetas orbita alrededor de su estrella cada dos días, mientras que el segundo realiza su órbita durante tres días, teniendo ambos una masa levemente superior al planeta gigante Júpiter. “Se estima que ambos planetas están compuestos principalmente de hidrógeno y helio, pero hay un detalle: K2-237 b es un planeta inflado, es decir, su tamaño es mucho mayor a lo que indican los modelos teóricos, siendo un planeta muy interesante para estudios atmosféricos”, explicó la doctora Soto.

La detección de los planetas K2-237 b Y K2-238 b se realizó utilizando distintos instrumentos espaciales e instalados en Chile, entre los que se cuentan la sonda espacial Kepler 2, los datos de los instrumentos Coralie (en el telescopio suizo de 1.2 metros), FEROS (en el telescopio de 2.2 metros) y HARPS (en el telescopio de 3.6 metros), todos estos últimos emplazados en el Observatorio La Silla de la European Southern Observatory (ESO).

Profundizando sobre este descubrimiento, James Jenkins, académico del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile e investigador del Centro Excelencia en Astrofísica CATA, señaló que “los planetas gigantes como Júpiter deberían tener una masa similar, tal como indican los modelos, pero un grupo de ellos tienen una masa mucho mayor, por un fenómeno que se denomina inflación. La teoría plantea que ésta se produce por el calor que cae sobre el planeta desde la estrella, el que penetra profundamente en su interior y lo infla como un globo”.

El primero de los exoplanetas orbita alrededor de su estrella cada dos días, mientras que el segundo lo hace cada tres, teniendo ambos una masa levemente superior al planeta gigante Júpiter. Crédito: Ricardo Ramírez.

En sintonía con lo anterior, la doctora Soto -quien lideró la investigación- agregó que el principal aporte de la investigación es que “entrega evidencia para el estudio de la inflación de planetas, el cual es un fenómeno que se ve en muchos planetas “Júpiter calientes”, pero que aún no logramos comprender del todo”. Los datos recibidos de K2-237 b sigue la teoría que plantea que la inflación se produce por la gran cantidad de radiación que reciben estos planetas.

El siguiente paso en esta línea de investigación será estudiar la atmósfera del planeta K2-237 b, “eso no va a ser inmediato, pero esperamos que se obtengan datos para ese fin dentro de poco, concluyó la astrónoma.

En el trabajo participaron una decena de científicos entre los que se cuenta: Maritza Soto (primera autora del paper y quien estuvo a cargo recopilar todos los datos y análisis, e interpretar los resultados obtenidos, además de calcular algunos de los parámetros de las estrella), James Jenkins, académico del Departamento de Astronomía FCFM de la Universidad de Chile y Andrés Jordan, académico del Instituto de Astrofísica UC, los dos últimos también investigadores del Centro de Astrofísica CATA.

Fuente: David Azócar, U. de Chile.