Inicio Astronomía ALMA obtiene conexión de banda ancha con la comunidad científica global

ALMA obtiene conexión de banda ancha con la comunidad científica global

53
Crédito: SILICA Networks.
Crédito: SILICA Networks.
Crédito: SILICA Networks.

La remota ubicación del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) beneficia a la astronomía pero constituye un desafío de telecomunicaciones para quienes trabajan allí. Gracias a la instalación de una línea de fibra óptica para banda ancha entre el Sitio de Operaciones de ALMA (AOS) –ubicado en las alturas de San Pedro de Atacama – y la ciudad de Calama, al norte de Chile, los astrónomos de todo el mundo cuentan ahora con un acceso de alta velocidad, hasta 25 veces más rápida que antes, a este telescopio de vanguardia.

El nuevo sistema utiliza 150 kilómetros de cables de fibra óptica para cubrir la distancia entre el observatorio astronómico y la ciudad de Calama, donde por medio de estructura de comunicación a alta velocidad ya existente se une en Antofagasta a la red académica de la Corporación Red Universitaria Nacional (REUNA) que, usando la infraestructura producida en el marco del proyecto EVALSO, completa la conectividad directa con las oficinas de ALMA en Santiago, donde los datos son procesados y compartidos con los astrónomos de todo el mundo.

“Este importante hito de ALMA explota el enorme potencial científico que posee este observatorio, al entregar con una rapidez asombrosa una gran cantidad de datos a la comunidad astronómica de los países miembros del observatorio ALMA y de esa manera abarcar a la comunidad científica mundial”, destaca el Dr. Eduardo Hardy, representante de Associated Universities Inc. (AUI) en Chile.

Este importante avance tecnológico y de infraestructura de ALMA es el resultado de un contrato firmado por AUI, institución que representa a la fracción norteamericana de ALMA, con las empresas chilenas Silica Networks Chile S.A. y Telefónica Empresas Chile S.A.

“Esta nueva infraestructura no sólo permite transferir la enorme cantidad de datos que produce ALMA, sino que también hace posible un nivel de comunicación de mejor calidad entre quienes están operando el observatorio desde un lugar remoto en medio del desierto de Atacama y quienes procesarán dichos datos en las oficinas centrales en Santiago”, agrega el líder del proyecto, Giorgio Filippi, miembro de la fracción europea de ALMA, el Observatorio Europeo Austral (ESO, en su sigla en inglés).

Este proyecto culminó con una prueba técnica de transmisión de datos desde 5 mil metros de altitud en el llano de Chajnantor –donde están ubicadas las 66 antenas de ALMA- con la oficina central en Santiago. A pesar que no se utilizó la capacidad completa de la red de transmisión instalada -se usaron dos canales con una capacidad superior a 1 Gbps (Gigabit por segundo)-, permitió comprobar con éxito su funcionalidad.

“Esta exitosa prueba preliminar confirmó el correcto funcionamiento de la nueva carretera digital de ALMA y abre un sinnúmero de nuevas opciones para hacer aun más eficiente la operación del conjunto de antenas y la transmisión de datos científicos del observatorio” said Jorge Ibsen, Director of the Computing Department of the Joint ALMA Observatory (JAO).

El nuevo sistema de conectividad es fruto de un memorándum de entendimiento, firmado entre el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO) -operado por AUI-, y REUNA. Su uso operacional está planificado para los próximos meses una vez termine el proceso administrativo.

Gentileza: Nicolás Lira, Education and Public Outreach Assistant